¡Sólo llénate de Gozo!

¡Sé El Uno!
September 10, 2018
Solo estar lleno de ¡alabanza y adoración!
October 5, 2018

¡Sólo llénate de Gozo!

Para escuchar este blog, por favor ¡haga clic aquí!
 

Cuando el Gozo se acaba…

¿Alguna vez te has visto haciendo lo mismo, día tras día? Y con el pasar de cada día, el poco gozo que tuviste parece estar consumiéndote continuamente. ¿Por qué es eso? Dios quiere que estemos llenos de gozo en todo momento (“Pero el Espíritu produce el fruto del amor, el gozoGálatas 5:22-23 NCV). Entonces, ¿por qué se nos escapa como el silbido del aire de una rueda pinchada? Podría ser que nos hayamos desviado del camino que Dios ha puesto ante nosotros.

Podríamos estar haciendo todas las “cosas correctas” como ir a la iglesia, dar nuestros diezmos y ofrendas, mantener buenos valores morales y evitar “cosas malas” o pecar. Cuando hay una desconexión entre nuestro espíritu y nuestra alma, entonces nos falta gozo y, posteriormente, paz. Si no estamos usando constantemente nuestra Fe, lo cual agrada a Dios, entonces eventualmente nos estancamos. Ya no podemos movernos con facilidad. No buscar a Dios de manera continua puede abrir la puerta para que el enemigo se cuele y comience a cumplir su propósito, que es robar, matar y destruir nuestra paz (Juan 10:10). Sé que es difícil, o más bien, fácil, quedar atrapado en las tareas cotidianas y poner a Dios a un lado. Lo entiendo; he estado ahí. Pero si cambiamos nuestra mentalidad para buscarlo a El primero en todo lo que hacemos y darle gracias, entonces todo eso se agregará a nosotros (Mateo 6:33).

Los humanos son criaturas de hábito y, como tal, si no está habituado a buscar a Cristo todos los días, ¡debe comenzar a hacerlo ahora! Me estoy predicando a mí misma también. Mira, cuando estás tan inmerso en Su presencia, no querrás irte. Continuamente buscarás más tiempo con Él. La cuestión de ser un cristiano, un creyente, se trata simplemente de tener una comunión abierta con Dios. Al igual que usted trata de pasar tiempo con sus seres queridos, necesita hacer lo mismo con Dios para que su comunión continúe fortaleciéndose. Y sí, Dios sabe todo lo que hay en tu corazón, Él es Dios todopoderoso, pero quiere que pases tiempo con Él (“Dios, quien te ha llamado a la comunión con su Hijo, Jesucristo nuestro Señor, es fiel” 1 Corintios 1: 9 NCV).

Justo cuando nos levantamos todas las mañanas, vamos al baño, nos cepillamos los dientes, nos duchamos, tomamos el desayuno, etc., debemos hacer que sea una prioridad buscarlo y hacer que Él sea parte de nuestra vida cotidiana. Ahora bien, eso no significa que simplemente vayamos a Él con una actitud poco entusiasta o con un sentido de obligación, sino más bien, esperar el tiempo que pasarán juntos. Ya sea para orar o simplemente para hablar con Él sobre lo que hay en tu corazón. He descubierto que la mejor persona para ‘desahogarse’ es El. Él lo sabe todo y entiende todas las emociones y sentimientos que pasan por nuestra mente y corazón. Él te escuchará, te dará paz y te dará respuestas y claridad como ninguna otra. Confía en Él. Búscalo. Realmente es algo tan espectacular y divino.

Poco a poco comenzarás a ver cómo las cosas se alinean y tu Gozo se restablece. Cuando comienzas a comer más sano, dicen que para que sea exitoso debes abordarlo como un cambio de estilo de vida; el mismo concepto se aplica aquí. Eche sus preocupaciones sobre Él y Él lo colmará de paz y gozo. Renueva tu mente y tu espíritu se fortalecerá. Deje todo en sus manos y verá cómo las cosas a su alrededor comienzan a cambiar.

El gozo se derramará de ti e incluso causarás que los que te rodean se llenen de gozo (Regocijaos en el Señor siempre.  Otra vez digo: ¡Regocijaos! Filipenses 4:4 RVR60). Por lo tanto, no te preocupes, no estés triste, ¡Sólo llénate de Gozo!

Esta semana compartimos con ustedes un artículo que explica el tema del Gozo. Revisa este artículo del hermano Kenneth Copeland haciendo clic en este enlace: No olvides el gozo. ¡Esperamos que esto sea una bendición para ti!

 

¡Gracias de nuevo por su tiempo, apoyo y oraciones! ¡Que sean bendecidos en todo tiempo!

Recuerda, Dios te ama, nosotros te amamos, ¡y Jesús es el Señor!